¡Fue Su Decisión!

Fue la decisión de Dios elegirnos; y la de Cristo, cuidarnos.

No fue mi decision, no estuvo en mis manos pensarme, crearme, darme propósito.

Fue la decisión del Padre.

No fue mi decisión ni estuvo en mi poder entregar al Hijo.

Fue la decisión del Padre amarnos tanto como para entregarlo.

No fuimos nosotros quienes abandonamos un trono de gloria, de Rey.

Fue la del hijo abandonarlo voluntariamente.

No fuimos nosotros quienes sufrimos muerte de cruz ni derramamos nuestra sangre.

Fue la de Jesús para cargar con nuestras culpas y pecados.

No fue nuestra decisión ser tabernáculo de la Presencia de Dios.

Fue su decisión cumplir su Promesa, enviarla y hacernos templo de Su Espiritu Santo.

¿Habrá alguna decisión que yo pueda tomar?

¡Sí! ¡La hay!

Es nuestra decisión creer que Jesucristo es el Hijo de Dios…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.