EN LA INTIMIDAD…

Amado Padre mío, gracias por Tu amor, por Tu existencia en nuestras vidas.

Gracias por Tus planes para nosotros desde antes de la fundación del mundo.

Si yo te amo, Tú me amas más. ¡Tu amor es inmensamente grande e incomprensible a la vez!

¡Qué bueno es poder encontrarme contigo tantas veces como las veces que respiro: siempre en todo momento.

Es imposible que no estés. Tú eres el que lo llena todo.

Allí, en el recinto de Tu hermosa Presencia, puedo refugiarme sabiendo que Tú no me rechazarás.

Que Tú, que escudriñas los corazones, sabes lo que te voy a decir justo antes de que yo  haya pronunciado siquiera la palabra.

Tu Espíritu me llama y no puedo, sino responder buscándote en Tu santuario, que es ese lugar seguro y de paz, lugar de amor y aceptación. 

Lugar de bendición y consejo, de instrucción, dirección, corrección. Lugar de sanidad, de alineación.

¡Gracias, Padre!, en el Nombre de Jesús. Amén.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.