¡ALIENTO!

     Tu Dios y el mío sigue siendo inconmovible y lo seguirá siendo por toda la eternidad.

     ¿Acaso habrá algo o alguien que lo pueda detener? Él es el Todopoderoso.
     Y sigue siendo Alto y Sublime. ¡Aleluya!
E insiste: “¿No te dije que si crees verás la gloria de Dios?”
     ¡Despójate ahora mismo de todo peso y del pecado que te asedia!
     ¿Acaso olvidará la madre a su hijo?, pues aunque ella olvide, Yo nunca te olvidaré.
     No desmayes. No tengas miedo. ¿Acaso no soy Yo tu escudo y tu refugio? Mis ángeles te rodean.
     Todas las noches y las mañanas estoy a tu lado. Estoy contigo ayudándote y dándote nuevas fuerzas en cada tarea.
     Solo entrégate y confía tu vida a Mí. Yo soy quien te sostiene. 
     Aquí estoy. Todo el tiempo camino contigo. No me he ido ni me iré.
     Yo soy quien le habla a tu corazón, a tu alma, a tu mente y a tu cuerpo. Y, si me dejas, reinaré y regiré en ellos con mi Gobierno, mi Orden y Mi Sabiduría.
    Mi unción es sobre ti para darte refrigerio y medicina.
    Para iluminar tu mente. Para afinar tus oídos y puedas escucharme otra vez con claridad. Abro aún mâs tus ojos para que vuelvas a verme. Para que Yo reine en tu espíritu.
     Caminarás en paz, con gozo, segura y tranquila. Segura de que Yo soy quien hago tus pies como de cierva, quien trazo tu camino. Por eso, que no te preocupe a dónde vas. Solo vas a donde Yo te llevo según ya lo he dispuesto.
     Yo voy contigo. Yo estoy sobre ti. Estoy en ti y actúo a través de ti.
     Que no cese la alabanza. Cada muro, cada fortaleza caerá sin importar cuán fuerte, alta y grande sea mientras me adoras. No importa cuántos guarden las murallas.
     Tú y Yo estamos juntos. Sigue buscándome en la vigilia de la noche. En la madrugada mientras cae el rocío.
    Voy contigo. Voy con grito de guerra, con Mi Bandera y Mi Victoria.
     Voy a plantar bandera porque voy conquistando contigo todo el territorio que prometí que sería tuyo.
     Hoy pongo a tu disposición los recursos del cielo. Ya tienes las armas. Ya tienes Mi Palabra. Utilízala y Yo haré conforme la proclames y la plantes.
     Profetiza sobre los huesos secos. Ordena que rueden la piedra y ordénale a tu Lázaro que se levante y salga. Será el testimonio de Mi Poder, de Mi Amor por ti y de Mi Fidelidad. Recibiré gloria a través de lo que hago contigo, con los tuyos y a través de ti.
     Porque soy el Dios que cumple. Yo Soy tu Dios y nunca me iré de tu lado.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .